in

Puede pensar que está dando un gran consejo, pero ¿realmente solo está proyectando sus propios problemas?

HLos seres humanos confían unos en otros para pedir consejo. Nuestras relaciones, que son fundamentales para nuestro bienestar, a menudo requieren que demos consejos. Pero hacerlo de manera efectiva y sin causar daño involuntariamente puede ser bastante complicado. Por ejemplo, cuando ayuda a alguien a navegar por una situación, ¿cómo puede saber si está dando buenos consejos o simplemente está proyectando sus propios problemas?

“Proyectar es cuando acusamos a alguien de hacer, sentir, pensar, ser algo que nosotros mismos hacemos, sentimos, pensamos”, dice Melanie Ross Mills, PhD, Experto en amistades y relaciones. «En cierto modo, ‘reasignamos’ nuestros sentimientos, luchas, emociones a otra persona».

Si bien la proyección puede tomar tantas formas diferentes, aquí hay un ejemplo de cómo puede verse en la práctica: tal vez su amigo le pidió consejo sobre cómo tratar con sus padres, pero en lugar de sintonizar con su relación única con sus padres, le da consejos basados ​​en su tensa relación con los suyos.

«La proyección puede ocurrir cuando uno no está listo para aceptar, enfrentar o lidiar con lo que ellos mismos están experimentando». —Melanie Ross Mills, PhD, experta en relaciones

Entonces, ¿por qué proyectamos? El Dr. Mills dice que «la proyección puede ocurrir cuando uno no está listo para aceptar, enfrentar o lidiar con lo que ellos mismos están experimentando». A menudo tiene que ver con la inseguridad personal y está menos relacionado con la naturaleza de tu relación con la persona en la que te estás proyectando, dice el terapeuta. Esperanza Kelaher, LCSW. De hecho, «la proyección puede ocurrir y ocurre en cualquier tipo de relación interpersonal», dice Kelaher.

Para tener más claro lo que significa cuando alguien está proyectando, sigue leyendo para ver si hay señales de que podrías ser culpable de ello, además de medidas de seguridad para ayudarte a asegurarte de que no lo seas.

5 señales de que podrías estar proyectando tus problemas en alguien

1. Notas emociones como enojo o molestia

Si te sientes molesto por el problema de la otra persona, podría ser el momento de dar un paso atrás en lugar de intentar dar un consejo. Las grandes emociones, como la ira, la rabia, la molestia o ser demasiado sensible en respuesta a una conversación te ponen en riesgo de proyectar, dice Kelaher.

2. La situación está demasiado cerca de casa

Es especialmente difícil ser objetivo cuando acabas de experimentar una situación similar. Por ejemplo, tal vez tu amigo quiera un consejo sobre una ruptura difícil, pero tú acabas de pasar por una. Esto podría conducir a «hacer suposiciones sobre la experiencia de otra persona en lugar de escuchar su experiencia», según Kelaher. Y eso podría llevarlo a proyectar su experiencia sobre ellos en lugar de escuchar los matices.

3. Te das cuenta de que das el mismo consejo a muchas personas diferentes

Dar el mismo consejo enlatado a varios amigos significa que podrías estar proyectando, según Dra. Irene S. Levinepsicóloga y experta en amistad, y coproductora de la Reglas de amistad guía de consejos. Los consejos deben basarse en las circunstancias individuales. Si su consejo no se basa en con quién está hablando, entonces probablemente tenga más que ver con usted que con ellos.

4. Diste consejos antes de escuchar toda la historia

El Dr. Levine dice que sacar conclusiones precipitadas sin escuchar realmente a la otra persona es una señal de que puede estar proyectando. Sin la historia completa, podrías estar llenando los vacíos con tus propias experiencias y sentimientos.

5. Tu consejo es crítico

Tu mejor amiga te está confiando su historia y situación. Lo último que necesitan es juicio o crítica. Notar el juicio en lo que podría decir o cómo podría dar un consejo es una señal de que podría ser el momento de reflexionar sobre sí mismo.

5 formas de asegurarse de que su consejo sea de apoyo y no se desvíe hacia la proyección

1. Participa en una conversación reflexiva

“Las conversaciones, cuando se hacen con amor, parecen ganar más terreno y ofrecen oportunidades más profundas para establecer vínculos”, dice el Dr. Mills. Según el Dr. Levine, es esencial encontrar el momento y el lugar adecuados para tener la conversación. También sugiere pensar lo suficiente en lo que va a decir o aconsejar en lugar de decir algo impulsivo.

2. Sea solidario y compasivo

Cuando tu amigo se acercó a ti para hablar, probablemente confió en que manejarías su situación con cuidado y sensibilidad. Por esta razón, es esencial evitar los juicios y andar con cuidado en lugar de actuar de manera autoritaria, dice el Dr. Levine, y agrega que es mejor ofrecer apoyo y tranquilidad.

3. Confía en las preguntas

Según el Dr. Levine, hacer preguntas puede ayudarlo a comprender completamente la situación de su amigo y asegurarse de ser un oyente activo y comprometido, que podría ser lo que su amigo más necesita. El Dr. Mills sugiere comenzar con preguntas como «¿Has pensado en…?», «¿Qué piensas en…?» o “¿Cómo te sientes acerca de…?”

Las preguntas también pueden ayudar a su amigo a entender mejor cómo ellos sienten acerca de la situación y exploran soluciones y resultados potenciales. “Quizás si su amigo está buscando consejos sobre cómo manejar una situación laboral difícil, podría sentir curiosidad por la variedad de resultados que pueden surgir si toman ciertos cursos de acción”, dice Kelaher.

4. Asegúrate de que quieran tu consejo en primer lugar

Para apoyar adecuadamente a su amigo, primero consulte y vea si realmente quiere su consejo. “Recomiendo que cuando un amigo acuda a ti con la necesidad de tu ayuda, pregúntale: ¿Quieres mi consejo o quieres que te escuche? Como terapeuta, me doy cuenta con mayor frecuencia de que nos acercamos a nuestros amigos para escuchar y validar, no necesariamente a alguien que dé su opinión o solucione un problema o nos diga qué debemos hacer”, dice Kelaher.

5. Reconoce tus limitaciones

A veces no tenemos las respuestas o la experiencia para ayudar a un amigo, y eso está bien. El Dr. Levine dice que reconocer sus límites en términos de conocimientos y experiencia es clave para dar un buen consejo. Su papel puede ser apoyar a su amigo en la búsqueda de atención y ayuda adecuadas.

Navegar por cualquier relación puede ser difícil. Sinceramente, queremos lo mejor para nuestros amigos y seres queridos, pero a veces podemos interponernos en nuestro propio camino. Saber cómo es proyectar para usted y tomar medidas para dejar de hacerlo puede ayudarlo a mostrarse mejor en sus relaciones y apoyar a las personas que más le importan. Cuidar de los demás requiere primero conocerse y cuidarse a uno mismo.

Publicado por jucebo

Normalmente no soporto la loción corporal en el verano, pero esta nueva fórmula 2 en 1 amada por Derm (¡con SPF!) Me hizo creyente

La instructora de Peloton, Emma Lovewell, comparte sus 2 mejores consejos para motivarse a sí mismo a ponerse en movimiento cuando simplemente se siente *blah*

La instructora de Peloton, Emma Lovewell, comparte sus 2 mejores consejos para motivarse a sí mismo a ponerse en movimiento cuando simplemente se siente *blah*